Octubre 28: una también tiene sus caídas.

La gente cree que una persona que sabe de Psicología y espiritualidad es una laguna quieta, un oasis interminable de paz y buenos consejos, una seguidora de Wayne Dyer y discípula de Brian Weiss, oledora permanente de inciensos y adicta a la meditación, pero la cosa no es así por mucho que uno quiera. Soy una persona casi alarmantemente paciente y mi enojo no suele durar mucho, pero eso no quiere decir que yo sea como un pozo sin fondo de tranquilidad y buenas respuestas y es por eso que la gente me mira raro si presencian ese raro momento en el cual pierdo los estribos. Hoy los perdí mientras Corleone me decía (muy suelto de cuerpo) que su mamá quiere que vayamos el sábado a verla, sabiendo ella que yo tengo práctica el viernes hasta las nueve de la noche y que el domingo empiezo a las ocho y media de la mañana. Los perdí feo en presencia de él, pero fue mucho peor cuando llamé a mi mamá y despotriqué hasta contra la monarquía sueca y la extraña manía que tienen por estos lados de forzarte (amablemente, claro) a que hagas las cosas que a ti no se te da la gana hacer sólo porque ellos deciden que se te tiene que dar la gana hacerlas. Discutí con mi mamá como por veinte minutos y ella me da la razón, especialmente porque ve que a la otra señora le da prácticamente igual que el mundo tenga que vivir su vida, la cosa es que todos tenemos que bailar mambo cuando ella quiera y como ella quiera o empieza a hacer pataletas mil y llamar por teléfono quinientas veces al día. Le dije también que la señora ya dejó de caerme bien por completo debido a su actitud tan egoísta y a su manera tan tirada de los pelos de ver la vida, casi como un campo de batalla en el cual ella es la única que puede llevarnos a la salvación (ella se pone siempre como ejemplo de una buena cristiana y hasta yo – que ni siquiera estoy bautizada – soy mejor cristiana que ella) y que, por ello, debemos tenerle respeto y consideración especial, guac!

Sé que Corleone me va a llamar más rato y espero que para ese momento yo no ande tan molesta, pero probablemente sí lo voy a estar debido a su incapacidad de decirle que no a la persona que más problemas le ha causado en la vida y es por ello que prefiero no contestarle su llamada o esto va a terminar en una pelea de la que quizá no haya cómo recuperarse después. Lo que es yo, intentaré pensar en otra cosa o me veré forzada a abrir la boca de una vez por todas y ser “baneada” permanentemente de Mordor… con lo que me importa, jajajajajajaja!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s