Enero 3: el cambio…

Existen muchas cosas que suelen dejarme un sabor amargo en la boca y que tienen que ver con las fiestas de fin de año. Sumándole la nostalgia de verme alejada de mi familia, lo que más me desagrada del período post – fiestas es que te descontrolas (o te descontrolan) y te jodes de mil maneras posibles. Pasas, como yo, de una dieta muy balanceada y un esquema de alimentación con horario establecido, un ritmo de sueño decente y una rutina más o menos agradable a comer como el orto, dormir a la hora del orto y tener una rutina como el orto. Hay gente que puede vivir así toda su sacrosanta (y más o menos cortita) vida, pero yo soy medio cuadrada para mis cosas, me gusta tener un orden (muy Asperger eso) y me carga que llegue cualquier persona a sacarme de él (muy Asperger eso también), así que imagínense la felicidad que me invadió cuando me vi arrastrada hacia Mordor, obligada a comer cosas que en mi sistema se convierten en veneno y aguantar conversaciones gestadas en una patológica necesidad de mostrar que hay alguna que otra neurona funcionando en las cabezas de mis interlocutores. Aún tengo coletazos debido a estos días de desenfreno y molestia que intento eliminar a toda costa y hay una serie de síntomas preocupantes que han decidido emerger con mucha fuerza, cosa que me ha hecho decidir que mañana mismo voy a tener que ir al médico y tomar control de la situación de una vez por todas. No, no es nada demasiado grave, es sólo algo que he dejado mucho tiempo fuera de control y que ha venido a tirarme de los pies, así que me hice la amable y decidí que una de las cosas que haría este nuevo año es dejar de ser tan “lo veo mañana” con mi propia salud  y procurar sentirme bien por encima de todo lo demás. Ya he pasado mucho tiempo de choapino y no he conseguido nada de provecho (salvo ser usada de choapino, claro), así que no es raro que haya llegado al punto de no retorno que estoy enfrentando ahora mismo y que sienta una necesidad inaudita de romper con ciertos patrones que me han llevado a vivir de una manera que realmente no me acomoda. Uno de esos patrones es el descuido de mi persona y es lo primero que cambiaré a partir de mañana mismo 🙂

Espero que estén muy, muy bien y que mañana sea un muy buen día para todos!!!

Hasta la próxima 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s