Enero 12: corre, Sakenne!

Hoy ha sido un día más o menos ocupado, a pesar que supuestamente “estaba libre”. Como me desperté un poco tarde y hubo ciertos cambios repentinos en la agenda, me la pasé corriendo y haciendo cosas hasta hace poco. Ni siquiera he tenido demasiado tiempo para estar en el computador de manera “ociosa” (si me conecté más temprano fue porque estaba escribiendo mi libro, el cual pretendo terminar a mediados de año), así que esto sería más o menos lo primero que hago y que nace de la mismísima flojera. Me levanté corriendo (no sonó la alarma), cociné corriendo, salí a comprar corriendo, escribí más o menos corriendo (no tanto, la verdad) e hice ejercicios corriendo, así que creo que me merezco un descanso luego de tanta actividad ininterrumpida, jajajaja!

Mañana supuestamente tendría que ir a la escuela, pero voy a hacer la cimarra porque realmente no hay clases (es más que nada una introducción a las materias nuevas y no pienso caminar 5 km. para andar escuchando cosas así) y acá no tienes que ir obligatoriamente, aparte que me duele un poco el oído. A lo más te piden un certificado médico retroactivo si has faltado más de 15 días, pero un día que no vayas (o varios) no hace gran diferencia 🙂 No, no crean que soy irresponsable (tengo el promedio de notas más alto de la clase), simplemente prefiero no ir a perder el tiempo y hacer algo que realmente considere importante… como dormir, jajajajaja!

Qué gusto se dieron hoy? En mi caso fue algo bastante sucio (me hice una exfoliación de café y tuve que limpiar la ducha después), pero que me dejó la piel muuuuy suave. Usé no sólo café, sino que añadí varios aceites esenciales y un poco de aceite de oliva, así que fue una experiencia bastante spa para lo barata que me salió 😉 Yo tengo mil cosas para echarme en todos lados y de todas las maneras posibles, pero hay veces que el tiempo no anda a mi favor, no estoy de un humor muy idóneo que digamos o debo andar a la rápida, así que hoy decidí cambiar eso: adapté mi apretada agenda, aproveché un poco de los restos del café que mi pareja siempre anda tomando y lo usé en la ducha, haciendo una jabonada con exfoliación de miedo que ahora me tiene con olor a espresso, jajajajaja!

Eso es todo por hoy, me iré a ver una telenovela o a leer un libro… o ambos, jajajaja!

Saludos y hasta la próxima 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s