Junio 13: de pastillas e intereses.

Hoy me tocó psiquiatra nuevamente. Encontraron que estoy mucho mejor de la depresión (si bien aún no me dan “de alta”) y se enfocaron en algunas otras cosas que me están sucediendo. Me tocó con una doctora ucraniana muy simpática y que tenía mucho conocimiento de mi caso, al grado de aconsejarme en cosas que usualmente un doctor no se mete (trabajar mi autoestima, establecer límites, etc.). Me describió como una persona de gran prestación, muy capaz y generosa que no ha sido capaz de dejar de servir a los demás para curarse a sí misma, lo cual me sorprendió bastante dado que apenas me conocía de esta ocasión (después supe que habló con la encargada del interrogatorio del Trastorno de Estrés Postraumático y ahí anduve entendiendo un poco más). Mucho de la conversación se centró en mi ansiedad y mi poca capacidad de dormir (duermo a saltos y tengo pesadillas), ante lo cual pregunté si me podría dar algún medicamento para resolverlo y ella me respondió que por supuesto. Nada de benzodiacepinas (como en Chile, que me dieron Alprazolam) por un asunto de potencial adictivo, pero que no había problemas en que me dieran algo mientras aún no me llaman a hacer terapia.

Qué me dieron? Por un lado, melatonina para que se regule mi ciclo de sueño (sale carísima, 100 dólares si es que no tienes descuento por gasto excesivo en farmacias… menos mal que tengo descuento y me salió la mitad). También me dieron unos medicamentos para que mis piernas no me duelan tanto al caminar, los cuales debo tomar sólo cuando deba usar las pantorrillas debido a que hacen cierta interacción con mi Abilify (el de la bipolaridad) y otros para la ansiedad, los cuales debo tomar apenas sienta que me voy a la mierda. Parece ser un vademécum entero, pero hay que considerar que dos de las tres pastillas nuevas se usan sólo cuando se presenten ciertas condiciones especiales y eso aminora un poco el peso psicológico de estar empastillado hasta la médula.

A veces pienso que cómo una persona que está acostumbrada a dar consejos a los demás (y buenos consejos, que quede claro) puede estar en tantos problemas. La doctora, muy asertiva ella, me iluminó un poco al decirme que me faltaba tiempo para mí y ser amable con mis propios huesos. Suelo ser perfeccionista y bastante rígida en cuanto a mí misma, así que el dichoso “ser amable” me suena un poco a chino y ponerlo en práctica me es tan extraño como ir de parranda un jueves y volver el domingo. Es algo ajeno a mí, me criaron para dar lo mejor siempre a pesar de las circunstancias y eso me ha pasado factura en forma de diversos síntomas y achaques que me tienen dando vueltas como pollo asado en la cama cada noche (aparte que hace calor, más asada todavía). El cansancio tras la depresión se suma a mucho hastío, indecisión, desilusión y algo de miedo, pero también soy una persona bastante optimista y creo que todo eso tan negativo se va a disolver eventualmente para dejarme en un estado más neutral. La doctora me recomendó seguir meditando (lo hago a diario), escribiendo, distrayéndome y haciendo Pilates cuando sienta que los músculos no me molestan demasiado; de hecho, me felicitó por ser tan responsable conmigo misma (y cómo no, tengo un temperamento melancólico), aunque me recalcó que el quererse es parte del trabajo que debo hacer para recuperarme (estoy frita, jajajajaja!) y que postergarlo no me va a llevar a nada.

La terapia en grupo debería empezar como en agosto o septiembre, pero la doctora me dijo que me van a poner como prioridad para empezar antes. A mí siempre me ha apasionado el comportamiento humano (estudiaste psicología, duh!) y a ratos pienso en que ahí está mi camino, sólo que de otra manera un tanto menos oficial. En mis peripecias como tarotista y consejera, he tenido que desmenuzar cosas bastante fuertes y he resuelto casos muy extremos, así que sé que tengo talento en ello y pienso que tengo que retomar algo relacionado al comportamiento (no sé si volvería a la psicología, son cinco años aquí y en la quebrada del ají y no tengo ganas de andar titulándome a los 40). Cuando me recupere por completo, voy a intentar terminar lo mío (la especialidad en psiquiatría es lo único que me falta) y, de ahí, pienso reunir un poco de dinero para estudiar Coaching en Terapia Cognitivo – conductual, que es una materia que siempre me ha interesado. No me he tirado a la piscina directo en ese aspecto debido a que es una carrera que cuesta dinero (sólo la dan en centros privados) y porque mi estado mental no me ha favorecido mucho, pero siempre me ha picado ese bichito por ayudar a las demás personas a pesar de yo estar mal.

Cuando era chica recuerdo que tenía un montón de intereses y era horrible pensar en elegir algo a lo que dedicarme (iba desde Lenguaje hasta Informática, pasando por todo lo posible), pero ahora todo se ha ido disolviendo y quedan dos cosas de pie: la mente humana y la literatura. Ya tengo terminado mi libro, sólo falta diagramarlo y agregarle las imágenes, así que creo que es hora de concentrarme en el otro lado del cuadro y así sumar ambas cosas para hacerlas mi profesión. No quiero ser tarotista a secas, quiero ser coach y atender gente que me necesite, usando o no el Tarot para esas cosas. Sé que acá en Suecia se puede dar mucho mejor que en Chile, la gente se cuida más y tiene los recursos para hacerlo, así que clientela no creo que me falte si es que sé promocionarme bien. Soy una persona a la que le encanta estudiar y sé que seguiré educándome conforme madure y me cure de mis propios demonios, entregando cada vez mejores herramientas a aquellas personas que vienen a verme, así que iré puliendo mis talentos poco a poco empezando el próximo año. En éste haré lo que me dice la doctora y me cuidaré un poco más. Me lo merezco… supongo, jajajajajaja!

Eso es todo por hoy! El jueves me toca hacer unos cursos para el trabajo que tengo en julio y agosto (qué diversión, ocho horas de despelote, jajajajaja!), así que hoy y mañana me lo tomaré con calma. Espero que tengan un buen martes 13 (jujuju!) y que la pasen muy bien!

Hasta la próxima!!!

Yo 🙂

Anuncios

2 comentarios en “Junio 13: de pastillas e intereses.

  1. Me llama la atención que demoren tanto en darte la hora para terapia. O sea que es casi como aquí en el sistema público que esperas meses por la más mínimas cosas, si es que no años? Si es lo que te hará sentirte mejor no hay más posibilidades de comenzar antes. Estoy siendo ansiosa yo ahora jajaja… pero es que Agosto, Septiembre me suena a una eternidad, aunque en términos reales el tiempo pasa súper rápido.
    Por lo menos si las pastillas te permiten sobrellevar todo mejor ya es una gran cosa.
    Muy bien lo que te dijo la doctora, hazte cariñito y regálate tiempo para hacer cosas que te hagan feliz, aunque si eres de aquellas que superponen los intereses del resto a los propios, seguramente igual te hace feliz preocuparte por los demás así que no dejes de hacerlo tampoco, pero sin descuidarte a ti misma. A lo mejor igual te pasará que si te preocupas mucho por ti misma te sobrevienen sentimientos de culpa… esa educación tan culposa que nos dieron! pero no hagas caso y cultiva tu autoestima no más!
    Así que le haces al tarot? Qué buena!! me he comprado varios mazos de diferentes tipos y uno que otro libro para estudiar más el tema “algún día” porque me interesa, aunque a veces mi naturaleza crítica me hace dudar un poco del valor de él, pero en otras ocasiones me sorprendo con su consistencia. has escrito algo sobre eso el alguno de los blogs?
    Lo otro que me intriga es tu libro. Cómo lo publicarás? De qué se trata? a lo mejor ya lohas dicho y yo no supe, pero si quieres responderlo igual bien jajaja.
    Ojalá que resulten tus planes y te puedas dedicar al Coaching!
    Cariños!

  2. Sobre el Tarot. “le hago” desde hace 23 años, a tal grado que creé un curso de internet y – hasta el momento – va por sobre los 61.000 alumnos, jajajajajajajajajaja! De hecho, el libro que voy a publicar es de Tarot y en él combino lo que hice en el curso – que es un enfoque más bien psicológico y constructivo – con significados holísticos y cartas inéditas. Casi 400 páginas tiene el monstruito y la idea de diagramarlo hace que me duela la cabeza, jajajaja!

    Como dices, yo soy medio choapino para mis cosas y me siento un tanto culpable cuando quiero algo de manera egoísta. Por ejemplo, he estado hinchando cocos con un celular nuevo y es la primera vez que me doy permiso para ser abiertamente centrada en mi persona con respecto a ello. Antes era como “ya, dejémoslo para más rato” o insistir hasta cierto punto no más, pero admito que igual cierta sensación desagradable me invade cuando me pongo yo como prioridad y no alguna de las personas que me rodea. La doctora fue bien asertiva al respecto, creo que leyó todo mi historial y vio ciertos patrones que daban a entender que poseo cierta tendencia a ser demasiado generosa con el resto y muy poco conmigo misma. La terapia, por otro lado, empieza tan tarde porque es en grupos y los grupos van por semestres. Me explico: juntan gente y empiezan un nuevo grupo dos veces al año, así que es por eso que me tienen esperando a pesar que la doctora me dijo que me van a poner como prioridad debido a la maldita ansiedad que me come con zapatos. Me recomendó hacer hartas cosas, desde meditar hasta tener una piedra plana que tocar cuando me sienta mal, y me dio pastillas para sobrellevar aquellos momentos en los que absolutamente nada puede calmarme (que pueden llegar a ser muchos), así que me siento bien cubierta.

    Gracias por tus buenos deseos! Me gusta ayudar a los demás, yo creo que por eso que la idea de ser coach me tienta tanto. Primero pensé en estudiar una cosa que se llama Socionomía (no Sociología) y que trata más o menos de ser Asistente Social, pero la idea de no poder hacer mucho y apegarme a las leyes me llega a doler. Yo lo que quiero es que la persona que viene a verme sepa que voy a hacer hasta lo imposible por ayudar y eso, lamentablemente, no se puede en algunas carreras.

    Besos y disfruta del fin de semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s