Septiembre 13: hipo?

Ando un poco hipomaníaca, puedo sentirlo. He pasado de estar completamente cansada a tener más energía que el conejo Duracell, albergar ideas tan abundantes como descabelladas y estar concentradísima en ciertos puntos de mi existencia, como es escribir. No creo que sea una crisis hipomaníaca a full potencia – para eso tomo pastillas -pero sí una pequeña masticada de lo que sería mi versión personal del huracán Irma. Meteorológicamente hablando, estoy como en la tormenta tropical y evité por los pelos (o por las drogas) volarme con un categoría 5 que me dejaría un par de semanas en el Psiquiátrico, mirando al prístino techo con cara de nada.

Tengo la suerte de no ser tipo I y despertar con manías devastadoras. El ser hipomaníaco te da una especie de superpoder y es el focus extremo, mientras que el maníaco va de un lado al otro como barco en el estrecho de Bering y, digámoslo como es, no llega a nada bueno salvo una admirable resaca matutina. Como estoy enfocada en escribir, me la he pasado todo el día creando tramas mentales, dedicando poesías y maldiciones en arameo, esperando impacientemente a que llegue alguien para poder conversar y utilizando y reutilizando expresiones usuales, cambiándolas para darle otro sentido, etc., cosa bastante sana si nos ponemos a comparar a lo que podría estar haciendo… aullarle sin ropa a la media luna, por ejemplo.

Nunca me ha dado un arranque demasiado fuerte, por suerte. La última vez que tuve una hipomanía fue en el último año de colegio y mis calificaciones fueron altísimas (siempre fueron muy altas, pero esa vez eran casi perfectas), mas andaba muy irritable y fácil de molestar, a diferencia de la depresión profunda que atravesé el año anterior y que me tenía – literalmente – alucinando. Juzgándolo en cuanto a resultados, es bueno para mí andar “hipo” si lo que quiero es concretar algo, pero no es bueno si me quiero relacionar con la gente debido a que me pongo muy irascible y me dan ganas de mandar a todos a la mierda porque no hacen lo que yo quiero a la hora que quiero y como yo lo quiero. No es algo que yo pueda controlar por medios propios, nace de alguna parte de mi desequilibrio neuroquímico y es una lástima que haya gente que no lo entienda, porque no es algo que uno pueda detener por muy consciente que sea de sus actos. Es como una molesta muletilla que, por mucho que intentes borrar, sale en tus momentos más embarazosos y que no desaparecerá por mucha hipnosis y traumatismos craneanos que te propicies.

Lo bueno de la medicina que tomo es que hace que mis niveles de ira sean mucho más bajos que los que podría haber tenido (aunque no niego que sí me pongo más molesta – y molestosa – que lo usual) y eso me ahorra problemas con la chusma que no entiende mis idas y venidas, jajajajaja! No ando mucho de humor, eso sí, como para tener que explicar lo que me pasa y cómo me pasa, así que bastante feliz estoy con esta versión “light” de una hipomanía propiamente tal, la que me evita mayores problemas y charlas tan absurdas como extensas. No sé cuánto me durará, espero que a lo más un par de días, pero siento que es mucho más llevadera que la vez anterior y que no terminaré escribiendo como una grafómana, usando hasta el papel del baño para plasmar lo que siento (horror, compré 10 rollos de papel de baño, jajajaja!). Y qué siento, se preguntarán… pues bien, en este momento siento unas ganas inmensas de seguir escribiendo hasta que mis dedos se cansen, yendo por todos los temas habidos y por haber y sin detener mi espíritu crítico, pero sé que eso es mi hipomanía light hablando y tengo aún un ápice de control que hace que detenga mi flujo de pensamiento en una extensión medianamente coherente (como ahora).

Sigo pensando a la velocidad de la luz, preguntándome qué haré más rato… no tengo nada en agenda, pero lo que sí tengo claro es que no aullaré desnuda a la media luna… hace demasiado frío, jajajajaja!

Eso es todo por hoy! Espero que nadie ande hipomaníaco como yo y que disfruten de este miércoles!

Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s